Una fiesta por todo lo alto

Una fiesta por todo lo alto

Un bautizo, una Boda, una graduación, un cumpleaños, un aniversario son ocasiones que trae alegrías y satisfacciones y como todo evento que traiga emociones merece ser celebrado, siempre se querrá festejar y demostrar el orgullo del momento a todos los que se puedan.

Los que tienen la fortuna de ganar un premio de lotería, un trofeo, una medalla, un diploma o cualquier otro reconocimiento como un ascenso de trabajo o promoción también son motivos de celebración.

Los ingredientes para una buena celebración son: El o los agasajados, una buena comida, bebidas, música, un pastel y por supuesto los invitados al gran evento.

Hay quienes prefieren celebrar en la intimidad de su hogar, solo con  la familia o con su pareja, otros celebran con amigos, vecinos y en otras ocasiones es un evento nacional y hasta mundial.

No importa el tamaño de la celebración, pequeña o la más grande que se haya visto, lo que importa es aprovechar la ocasión para sentir felicidad y disfrutar del momento, ya que en la mayoría de  los casos son únicos porque ocurren solo una vez en la vida y son irrepetibles.

 

Al estilo de la realeza

Un ejemplo de  grandes celebraciones y que es vista por millones de  personas en todo el mundo es La ceremonia de los Oscar.

Es un gran evento donde cada año, millones de  personas en todo el mundo se sienten frente al televisor a disfrutar de los detalles y del evento de principio a fin.

Hay quienes les gustan disfrutar el acontecimiento para ver el desfile de trajes y vestidos de todos y de cada uno de  los invitados, deleitarse con las últimas tendencias de la moda así como los diseños únicos y exclusivos de  los diseñadores más famosos en la gran alfombra Roja.

Otros prefieren poder ver a sus personajes favoritos en la forma más natural posible, es  decir, no en una actuación ni detrás de cámara cumpliendo su trabajo, si no como una persona ordinaria que va  a una fiesta.

Los más seguidores  y fanáticos del cine esperan el evento con ansias, ya que ellos se convierten en protagonistas siendo jueces articulares en cada categoría escogiendo y señalando el ganador entre los nominados para demostrar que son expertos y críticos en la materia.

Ya sea protagonista directo o espectador, La gala de los Oscar es uno de  los grandes eventos trasmitidos en vivo a casi todo el mundo y donde cada persona seguidora se siente parte de él y lo disfruta al máximo.

Leer el artículo →