Que hacer cuando acaben las navidades

A todos los que nos gustan las Navidades nos pasa lo mismo, a todos los que nos encanta decorar la casa, poner adornos navideños por todos lados, lazos y estrellas, bolas y muchas luces de colores, no queda un hueco en casa que no tenga un brillo, un destello, una luz, todo para que el espíritu de la Navidad entre en nuestro hogar y no se vaya por lo menos hasta San Antón, que Pascuas son.

Cuando llega esta fecha a  mediados de enero, viene el problema, ¿Dónde guardamos todo lo que hemos comprado para la decoración? Porque realmente hemos comprados sin control a una bola grande, otra mayor, a una guirnalda de luces, otra más larga y ahora vienen las consecuencias de las compras de la naviditis crónica que padeces.

Por suerte has podido ver sitio web en el que comprar un buen material para embalar, ya que todo lo que tienes es bastante delicado y necesita un embalaje apropiado para poder estará un año entero guardado sin sufrir ningún daño, aunque en el armario en el que lo guardes todo estén también otras cosas que se usan mas y por el uso frecuente de los demás objetos se pueda golpear o tirar una de las cajas en las que están los adornos navideños. Estas compras son inversiones para próximos años, no compras todos los años las mismas cosas, las guardas para reutilizarlas aunque siempre picas en algo nuevo.

Te esmeras mucho en guardarlo todo, las bolas bien envueltas, las luces sin nudos, sin líos, todas muy bien organizadas y metidas en las cajas convenientemente aisladas para evitar golpes fuertes o humedades. El espumillón todo bien estirado y aireado, y las figuritas del Belén embaladas como si de una mudanza se tratara, para que no se rompa nada, para que todo se guarde en perfecto estado y el próximo año lo puedas usar todo de nuevo.

Ahora solo e queda hacer hueco en el armario en el que todos los años lo guardas, aunque este año con tanta nueva incorporación el hueco ya se va quedando pequeño, vas a tener que buscar un espacio más amplio para poder guardar todo. Al final acabará todo en el altillo de la cochera, que es donde debería de estar desde un principio ya que solo lo usas una vez al año, el mejor sitio para que todo este en perfectas condiciones.